Noticia

La FGUMA apoya un proyecto de sensibilización intercultural realizado en Ecuador
17.noviembre.2017
Foto noticia La FGUMA apoya un proyecto de sensibilización intercultural realizado en Ecuador

En su compromiso con la internacionalización y la cooperación, la Fundación General de la Universidad de Málaga ha colaborado en la realización del proyecto “Interculturalizar a través de la expresión práctica”, enmarcado dentro del programa de cooperación para el desarrollo de la Universidad de Málaga y la Universidad Estatal Amazónica (UEA) “Las Ruedas Vinculantes como herramientas inclusivas para la promoción sensibilización social y educativa intercultural y en igualdad de género en la provincia de Pastaza en Ecuador”.

La iniciativa nace con el objetivo de generar un punto de encuentro para potenciar la interculturalidad a partir de acciones artístico-educativas desarrolladas entre los meses de septiembre y noviembre del presente año. Principalmente, sus organizadores han buscado conseguir un empoderamiento y un refuerzo de la identidad cultural de los diferentes colectivos, tanto a nivel grupal como individual, y generar una lucha contra las visiones negativas o estereotipos entre diferentes nacionalidades y etnias que habitan en Puyo, Ecuador.

La puesta a punto del proyecto ha corrido a cargo de Jonatan Sánchez Ávila, graduado en Bellas Artes en la UMA y promotor de diversas propuestas culturales y artísticas en la ciudad de Málaga, y en la que han participado Lina Roja, antropóloga, y Viktoriya Golovach, graduada en Trabajo social, ambas también estudiantes del máster “Cultura de Paz, DDHH, Conflictos y Educación” impartido en la Universidad de Málaga. Entre la gran cantidad de actividades organizadas, han destacado los murales grupales sobre interculturalidad realizados en una facultad la UEA y en la unidad educativa de Amaunta Ñampi, hasta niveles individuales como los talleres de camisetas o de pintura en el que chicos y chicas de diversas comunidades han tenido la oportunidad de representar sus propias identidades. El propio Jonatan ha expresado que ha resultado ser una experiencia “increíble, tanto a nivel personal como profesional” y en la que ha podido “apreciar y ver cómo los chicos y chicas se han sentido identificados y realizados con las actividades”.

Además, esta colaboración con la FGUMA quedó complementada con la realización de dos acciones más. La primera, la elaboración de una ponencia en el Congreso de Turismo de la UEA (Congretur), titulado “Los no lugares como método de emprendimiento turístico”, en el que se expusieron ejemplos de diferentes conceptos del arte y de la filosofía para generar espacios de identidad cultural que cambien las relaciones sociales y culturales, en el que se usaron ejemplos de grupos de arte urbano y proyectos de ciudades como Zaragora o el pueblo Genalguacil que apuestan por este tipo de acciones.

La segunda, una serie de talleres sobre mapas visuales, procedimientos de organizar la información para mejorar los métodos de estudios, asimilación y organización de la información por parte de los estudiantes.

El proyecto ha sido coordinado por Rosaura Gutiérrez May, profesora de la Universidad Estatal Amazónica y encargada del Programa de Desarrollo Humano Integral, y Juan José Leiva Olivenza, profesor de didáctica de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UMA. Además, han contribuido la Universidad Estatal Amazónica, el Vicerrectorado de estudiantes y el Vicerrectorado de relaciones internacionales de la UMA, el Área de Deportes del Ayuntamiento de Málaga, las empresas Vors Pantai y Condor Color A&C y las asociaciones Colectivo Retomando Raíces y Stroke Art.

En su más reciente etapa, la FGUMA ha incluido la proyección internacional como uno de sus objetivos más inminentes, dirigida fundamentalmente al escenario latinoamericano, como apoyo a la Estrategia de Internacionalización de la Universidad de Málaga. Entre los fines del área de Cooperación y Educación para el Desarrollo (EPD) que se ha propuesto alcanzar en este área se encuentran el de contribuir en la promoción de procesos de desarrollo sustentable, como cauce para la erradicación de la pobreza, la seguridad alimentaria, la garantía de una educación de calidad, la conservación y protección del medio ambiente, alcanzar la igualdad de género, asegurar una vida saludable y el acceso al agua y al saneamiento. Todos estos fines se enmarcan en acciones vinculadas con la defensa de los derechos humanos.